Tuesday, 04 November 2014 00:00

LA EPIDEMIA DE LA TERNURA CIUDADANA

Written by Cecilia Garcés
Rate this item
(0 votes)

Guatemala, al igual que otros países de la región latinoamericana, es objeto de interés para inversión extranjera sobre todo dedicada a procesos industriales: maquilería, minería de metales e hidroeléctricas entre otras. Al igual que los otros países de la región, se encuentra abierta al desarrollo, a mantener buenas relaciones internacionales y mejorar los índices económicos. Al igual que los otros países de la región se caracteriza por diversidad cultural, étnica, religiosa entre su población. Al igual que los otros países de la región es rica, riquísima en recursos naturales y en la fuerza de trabajo juvenil.

A diferencias de los otros países de la región, presenta las peores estadísticas de pobreza, más del 50% de su juventud está fuera del sistema educativo formal y uno de cada cinco niños y niñas lucha contra la desnutrición crónica. A diferencia de los otros países de la región, la niñez y juventud vive en carne propia las historias que contaron sus padres, madres, abuelos y abuelas sobre el conflicto armado interno mientras el gobierno actual retoma las acciones represivas y de espionaje militar.

 

Esta particular condición del país se ha hecho sentir a lo largo de los años recientes pero con más fuerza en los últimos dos años. Las poblaciones se han sabido articular y organizar dentro de sus comunidades para hacer frente unido y pacífico a las inversiones que dañarán el entorno natural. El Movimiento de Resistencia Pacífica de La Puya en San Rafael Las Flores, departamento de Guatemala es un ejemplo de participación ciudadana cargada de ternura. Su población se ha unido, toma turnos, dedica tiempo, recursos y energías a la defensa de su territorio, del hermano río, las hermanas plantas, las hermanas aves y frutas. Las fotos muestran mujeres, hombres, jóvenes, niñas, niños, abuelitas, abuelitos: la Iglesia de las manos, cantando, celebrando su existencia y su unión.

Hace aproximadamente un mes, varias poblaciones del departamento de Alta Verapaz se vieron confrontadas por las fuerzas armadas del gobierno. Comprendiendo el efecto de la Hidroeléctrica Santa Rita, la población ha decidido actuar ante la amenaza a la defensa del territorio, los recursos y sus derechos ciudadanos. También aquí la ternura se manifestó, cuando en los peores momentos del conflicto las puertas de las casas de unas aldeas se abrieron para recibir a quienes huían de las agresiones de gobierno perpetradas en otras. Mujeres jóvenes acogieron hijos e hijas propias y ajenas mientras pasaba la tormenta. Hoy el pueblo busca recordar a los hombres mártires de esta confrontación para mantener vigente el derecho a su participación ciudadana.

Pasada la celebración de la fecha de independencia del país, en donde la gran mayoría de centros educativos replican las bandas marciales vistiendo a sus alumnos como soldados y sus alumnas de batonistas, gastando suelas y energías en una actividad con poca criticidad, cientos de miles de guatemaltecos y guatemaltecas de todas las edades están dando una lección de soberanía e independencia, haciendo presencia en bloqueos pacíficos a lo largo y ancho del país exigiendo la ley de desarrollo rural, la revisión de las políticas de energía eléctrica entre otros. De forma paralela el claustro docente de un Instituto Público eleva su voz y denuncia, con preocupación y ternura, que las alumnas están recibiendo educación “en valores” por hombres armados, soldados, dentro de sus instalaciones educativas.

Con todo este ejemplo, con la conciencia, con la educación, no podemos más que ver en estas acciones solidarias una valiosísimas veta de ternura. Que la ternura se haga una epidemia sin antídoto, un síntoma de la resistencia de quienes estamos vivos y vivas enamoradas y preocupadas por la vida misma.

¡CONTÁGIATE!

Read 1247 times Last modified on Wednesday, 05 November 2014 00:56
Login to post comments